Viernes de la 15ª semana del Tiempo Ordinario

Mateo 12,1-8: El Hijo del hombre es señor del sábado

Mateo 12,1-8

Por aquel tiempo, Jesús caminaba un sábado entre los sembrados. Sus discípulos sintieron hambre y comenzaron a arrancar espigas y a comer los granos. Los fariseos, al verlo, dijeron a Jesús: «Mira, tus discípulos ha­cen algo que no está permitido en sábado. Él les contestó: «¿No habéis leído lo que hizo David en una ocasión en que él y sus compañeros tu­vieron hambre? Entró en la casa de Dios y comió los panes consagrados, que no les estaba permitido comer ni a él ni a sus compañeros, sino so­lamente a los sacerdotes. ¿O no habéis leído en la ley de Moisés que los sacerdotes en el templo no cometen pecado por trabajar los sábados? Pues os digo que aquí hay algo más importante que el templo. Vosotros no ha­béis entendido qué significan estas palabras de la Escritura: ‘Quiero que seáis compasivos, y no que me ofrezcáis sacrificios.’ Si lo hubierais en­tendido, no condenaríais a quienes no han cometido falta alguna. Pues bien, el Hijo del hombre tiene autoridad sobre el sábado.»

Facebooktwittergoogle_plusmail