Jueves de la 14ª Semana del Tiempo Ordinario

Mateo 10,7-15

Mateo 10,7-15

En aquel tiempo dijo Jesús a los apóstoles: «Id y anunciad que el reino de los cielos está cerca. Sanad a los enfermos, resucitad a los muer­tos, limpiad de su enfermedad a los leprosos y expulsad a los demo­nios. Gratis habéis recibido este poder: dadlo gratis. No llevéis oro ni plata ni cobre ni provisiones para el camino. No llevéis ropa de repuesto ni sandalias ni bastón, pues el obrero tiene derecho a su sustento. Cuan­do lleguéis a un pueblo o aldea, buscad a alguien digno de confianza y quedaos en su casa hasta que salgáis de allí. Al entrar en la casa, salu­dad a los que viven en ella. Si la gente de la casa lo merece, la paz de vuestro saludo quedará en ella; si no lo merece, volverá a vosotros. Y si no os reciben ni quieren escucharos, salid de la casa o del pueblo y sacudios el polvo de los pies. Os aseguro que en el día del juicio el cas­tigo de ese pueblo será más duro que el de los habitantes de la región de Sodoma y Gomorra.»

Facebooktwittermail