Lunes de la 17ª semana del Tiempo Ordinario

Mateo 13,31-35

Mateo 13,31-35

Jesús les contó también esta parábola: «El reino de los cielos se pue­de comparar a una semilla de mostaza que un hombre siembra en su campo. Es sin duda la más pequeña de todas las semillas, pero cuando ha crecido es más grande que las otras plantas del huerto; llega a hacer­se como un árbol entre cuyas ramas van a anidar los pájaros.» También les contó esta parábola: «El reino de los cielos se puede comparar a la levadura que una mujer mezcla con tres medidas de harina para que to­da la masa fermente.» Jesús habló de todo esto a la gente por medio de parábolas, y sin parábolas no les hablaba, para que se cumpliera lo que había dicho el profeta: «Hablaré por medio de parábolas; diré cosas que han estado en secreto desde la creación del mundo.»

Facebooktwittergoogle_plusmail