Lunes de la 16ª Semana del Tiempo Ordinario

Mateo 12,38-42

Mateo 12,38-42

Algunos de los fariseos y maestros de la ley dijeron entonces a Jesús: «Maestro, queremos verte hacer alguna señal milagrosa.» Jesús les con­testó: «Esta gente malvada e infiel pide una señal milagrosa, pero no se le dará más señal que la del profeta Jonás. Porque así como Jonás estu­vo tres días y tres noches en el vientre del gran pez, así también el Hijo del hombre estará tres días y tres noches dentro de la tierra. Los habi­tantes de Nínive se levantarán en el día del juicio, cuando se juzgue a la gente de este tiempo, y la condenarán; porque los de Nínive se convir­tieron a Dios cuando oyeron el mensaje de Jonás, y lo que hay aquí es más que Jonás. También en el día del juicio, cuando se juzgue a la gente de este tiempo, la reina del Sur se levantará y la condenará; porque ella vino de lo más lejano de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y lo que hay aquí es más que Salomón.»

Facebooktwittergoogle_plusmail