Martes de la 17ª semana del Tiempo Ordinario

Mateo 13,36-43

Mateo 13,36-43

mala-hiervaJesús despidió a la gente y entró en la casa. Sus discípulos se acerca­ron a él y le pidieron que les explicase la parábola de la mala hierba en el campo. Él les repondió: «El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre, y el campo es el mundo. La buena semilla representa a los que son del reino; la mala hierba, a los que son del maligno; y el enemi­go que sembró la mala hierba es el diablo. La siega representa el fin del mundo, y los segadores son los ángeles. Así como se recoge la mala hier­ba y se la quema en una hoguera, así sucederá al fin del mundo. El Hijo del hombre mandará sus ángeles a recoger de su reino a todos los que hacen pecar a otros y a los que practican el mal. Los arrojarán al horno encendido, donde llorarán y les rechinarán los dientes. Entonces, aque­llos que cumplen lo ordenado por Dios brillarán como el sol en el reino de su Padre. Los que tienen oídos, oigan.

Facebooktwittergoogle_plusmail