Lunes de la 21ª semana del tiempo ordinario

Mateo 23,13-22 : ¡Ay de vosotros, guías ciegos!

Mateo 23,13-22

«¡Ay de vosotros, maestros de la ley y fariseos, hipócritas!, que ce­rráis a todos la puerta del reino de los cielos. Ni vosotros entráis ni de­jáis entrar a los que quisieran hacerlo. «¡Ay de vosotros, maestros de la ley y fariseos, hipócritas!, que recorréis tierra y mar para ganar un adep­to, y cuando lo habéis ganado hacéis de él una persona dos veces más merecedora del infierno que vosotros mismos. «¡Ay de vosotros, guías ciegos!, que decís: ‘El que hace una promesa jurando por el templo no se compromete a nada; el que queda comprometido es el que jura por el oro del templo.’ ¡Estúpidos y ciegos! ¿Qué es más importante, el oro o el templo por el que el oro queda consagrado? También decís: ‘El que hace una promesa jurando por el altar no se compromete a nada; el que queda comprometido es el que jura por la ofrenda que está sobre el al­tar.’ ¡Ciegos! ¿Qué es más importante, la ofrenda o el altar por el que la ofrenda queda consagrada? Él que jura por el altar, no solo jura por el altar sino también por todo lo que hay encima de él; y el que jura por el templo, no solo jura por el templo sino también por Dios, que vive allí. Y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios y por Dios mismo, que se sienta en él.

Facebooktwittermail