Domingo de la 18ª Semana del Tiempo Ordinario -Ciclo C-

Lucas 12, 13-21

Lucas 12, 13-21

darUno de entre la gente dijo a Jesús: «Ma­estro, dile a mi hermano que reparta con­migo la herencia.» Jesús le contestó: «Ami­go, ¿quién me ha puesto sobre vosotros co­mo juez o partidor?» También dijo: «Guar­daos de toda avaricia, porque la vida no de­pende del poseer muchas cosas.» Entonces les contó esta parábola: «Había un hombre rico, cuyas tierras dieron una gran cosecha. El rico se puso a pensar: ‘¿Qué haré? ¡No tengo donde guardar mi cosecha!’ Y se dijo: Ya sé qué voy a hacer: derribaré mis grane­ros y construiré otros más grandes en los que guardar toda mi cosecha y mis bienes. Lue­go me diré: Amigo, ya tienes muchos bienes guardados para muchos años; descansa, co­me, bebe y goza de la vida.’ Pero Dios le di­jo: ‘Necio, vas a morir esta misma noche: ¿pa­ra quién será lo que tienes guardado?’ Éso le pasa al hombre que acumula riquezas pa­ra sí mismo, pero no es rico delante de Dios.»

Facebooktwittergoogle_plusmail