Viernes de la 11ª semana del Tiempo Ordinario

Mateo 6, 19-23: Donde está tu tesoro, allí está tu corazón

Mateo 6, 19-23

En aquel tiempo dijo Jesús: «No acumuléis riquezas en la tierra, don-de la polilla destruye y las cosas se echan a perder, y donde los ladrones entran a robar. Acumulad más bien vuestras riquezas en el cielo, donde la polilla no destruye, ni las cosas se echan a perder, ni los ladrones en-tran a robar. Porque donde esté tu riqueza, allí estará también tu corazón. Los ojos son como la lámpara del cuerpo. Si tus ojos son buenos, todo tu cuerpo será luminoso; pero si tus ojos son malos, todo tu cuerpo será oscuridad. Y si la luz que hay en ti resulta ser oscuridad, ¡qué negra no será la propia oscuridad!»

Facebooktwittermail