"Si he perdido la vida, el tiempo, todo lo que tiré, como un anillo, al agua, si he perdido la voz en la maleza, me queda la palabra" (blas de otero)

Poetas y poetisas, testigos del misterio inefable de la muerte y resurrección de Cristo.

Poesía para Semana Santa

Comentarios al evangelio, palabra diaria, imágenes, power point, actualidad, biblioteca y artículos. Secciones dedicadas a la Iglesia, María, la familia, vida religiosa, matrimonio y los jóvenes.

Ciudad Redonda

“La Cuaresma, un itinerario de renovación espiritual marcado por el significado simbólico que la Escritura da al número cuarenta, a saber: una paciente perseverancia, una larga prueba, un tiempo suficiente para ver la obra de Dios, un tiempo también para asumir nuestra propia responsabilidad”.

Peregrinos en Cuaresma

   

Evangelio en audio del Sábado de la 4ª semana de Cuaresma (1 - abril - 2017)

Jn 7,40-53 : El Mesías no puede venir de Galilea

Entre la gente se encontraban algunos que al oír a Jesús hablar dijeron: “Seguro que este hombre es el profeta.” Otros decían: “Éste es el Mesías.” Pero otros decían: “No, porque el Mesías no puede venir de Galilea. La Escritura dice que el Mesías ha de ser descendiente del rey David y que procederá de Belén, del mismo pueblo de David.” Así que la gente se dividió por causa de Jesús. Algunos querían apresarle, pero nadie llegó a ponerle las manos encima. Los guardias del templo volvieron a donde estaban los fariseos y los jefes de los sacerdotes, que les preguntaron: “¿Por qué no lo habéis traído?” Contestaron los guardias: “¡Nadie ha hablado nunca como él!” Los fariseos les dijeron entonces: “¿También vosotros os habéis dejado engañar? ¿Acaso ha creído en él alguno de nuestros jefes o de los fariseos? Pero esta gente que no conoce la ley está maldita.” Nicodemo, el fariseo que en una ocasión había ido a ver a Jesús, les dijo: “Según nuestra ley, no podemos condenar a un hombre sin antes haberle oído para saber lo que ha hecho.” Le contestaron: “¿También tú eres galileo? Estudia las Escrituras y verás que ningún profeta ha venido de Galilea.” Y cada uno se fue a su casa.


tags