"Si he perdido la vida, el tiempo, todo lo que tiré, como un anillo, al agua, si he perdido la voz en la maleza, me queda la palabra" (blas de otero)

Poetas y poetisas, testigos del misterio inefable de la muerte y resurrección de Cristo.

Poesía para Semana Santa

Comentarios al evangelio, palabra diaria, imágenes, power point, actualidad, biblioteca y artículos. Secciones dedicadas a la Iglesia, María, la familia, vida religiosa, matrimonio y los jóvenes.

Ciudad Redonda

“La Cuaresma, un itinerario de renovación espiritual marcado por el significado simbólico que la Escritura da al número cuarenta, a saber: una paciente perseverancia, una larga prueba, un tiempo suficiente para ver la obra de Dios, un tiempo también para asumir nuestra propia responsabilidad”.

Peregrinos en Cuaresma

   

Evangelio en audio del Lunes de la 14ª Semana del Tiempo Ordinario (4 - julio - 2016)

Mateo 9,18-26:

Mientras Jesús les estaba hablando, llegó un jefe de los judíos, se arro­dilló ante él y le dijo: "Mi hija acaba de morir, pero si tú vienes y pones tu mano sobre ella, volverá a la vida." Jesús se levantó, y acompañado de sus discípulos se fue con él. Entonces una mujer que desde hacía doce años estaba enferma, con hemorragias, se acercó a Jesús por detrás y to­có el borde de su capa. Porque pensaba: "Con solo tocar su capa que­daré sana." Pero Jesús, volviéndose, vio a la mujer y le dijo: "Ánimo, hi­ja, por tu fe has quedado sanada." Y desde aquel momento quedó sana. Cuando Jesús llegó a casa del jefe de los judíos, y vio a los músicos que estaban preparados para el entierro y a la gente que lloraba a gritos, les dijo: "Salid de aquí. La muchacha no está muerta, sino dormida." La gen­te se burlaba de Jesús, pero él los hizo salir; luego entró, tomó de la ma­no a la muchacha y ella se levantó. Y por toda aquella región corrió la noticia de lo sucedido.


tags