"Si he perdido la vida, el tiempo, todo lo que tiré, como un anillo, al agua, si he perdido la voz en la maleza, me queda la palabra" (blas de otero)

Poetas y poetisas, testigos del misterio inefable de la muerte y resurrección de Cristo.

Poesía para Semana Santa

Comentarios al evangelio, palabra diaria, imágenes, power point, actualidad, biblioteca y artículos. Secciones dedicadas a la Iglesia, María, la familia, vida religiosa, matrimonio y los jóvenes.

Ciudad Redonda

“La Cuaresma, un itinerario de renovación espiritual marcado por el significado simbólico que la Escritura da al número cuarenta, a saber: una paciente perseverancia, una larga prueba, un tiempo suficiente para ver la obra de Dios, un tiempo también para asumir nuestra propia responsabilidad”.

Peregrinos en Cuaresma

   

Evangelio en audio del Lunes de la 9ª del Semana del Tiempo Ordinario (5 - junio - 2017)

Marcos 12,1-12:

Jesús comenzó a hablarles por medio de parábolas. Les dijo: "Un hom­bre plantó una viña, le puso una cerca, construyó un lagar y levantó una to­rre para vigilarlo todo. Luego la arrendó a unos labradores y se fue de via­je. A su debido tiempo mandó un criado a pedir a los labradores la parte de cosecha que le correspondía. Pero ellos le echaron mano, le golpearon y lo enviaron con las manos vacías. Entonces el dueño mandó otro criado, pe­ro a este lo hirieron en la cabeza y lo insultaron. Mandó otro, y a este lo ma­taron. Después mandó otros muchos, pero a unos los golpearon y a otros los mataron. Todavía le quedaba uno: su propio hijo, a quien quería mucho. A él lo mandó el último, pensando: ’Sin duda, respetarán a mi hijo.’ Pero los labradores se dijeron unos a otros: ’Este es el heredero; matémoslo y la viña será nuestra.’ Así que lo cogieron, lo mataron y arrojaron su cuerpo fuera de la viña. ¿Qué hará el dueño de la viña? Pues irá, matará a aquellos labradores y dará la viña a otros. ¿No habéis leído lo que dicen las Escritu­ras?: La piedra que despreciaron los constructores es ahora la piedra prin­cipal. Esto lo ha hecho el Señor y nosotros estamos maravillados."’ Qui­sieron entonces apresar a Jesús, porque sabían que la parábola iba contra ellos. Pero como tenían miedo de la gente, le dejaron y se fueron.


tags