"Si he perdido la vida, el tiempo, todo lo que tiré, como un anillo, al agua, si he perdido la voz en la maleza, me queda la palabra" (blas de otero)

Poetas y poetisas, testigos del misterio inefable de la muerte y resurrección de Cristo.

Poesía para Semana Santa

Comentarios al evangelio, palabra diaria, imágenes, power point, actualidad, biblioteca y artículos. Secciones dedicadas a la Iglesia, María, la familia, vida religiosa, matrimonio y los jóvenes.

Ciudad Redonda

“La Cuaresma, un itinerario de renovación espiritual marcado por el significado simbólico que la Escritura da al número cuarenta, a saber: una paciente perseverancia, una larga prueba, un tiempo suficiente para ver la obra de Dios, un tiempo también para asumir nuestra propia responsabilidad”.

Peregrinos en Cuaresma

   

Santo Evangelio según San Juan 3,1-8

Juan 3,1-8

Un fariseo llamado Nicodemo. hombre importante entre los judíos, fue de noche a visitar a Jesús. Le dijo: "Maestro, sabemos que has ve­nido de parte de Dios a enseñarnos, porque nadie puede hacer los mi­lagros que tú haces si Dios no está con él." Jesús le dijo: "Te aseguro que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios." Nicode­mo le preguntó: "Pero ¿cómo puede nacer un hombre que ya es viejo? ¿Acaso puede entrar otra vez dentro de su madre para volver a nacer?" Jesús le contestó: "Te aseguro que el que no nace del agua y del Espíri­tu no puede entrar en el reino de Dios. Lo que-nace de padres huma­nos es humano; lo que nace del Espíritu es espíritu. No te extrañes si te digo: ’Tenéis que nacer de nuevo.’ El viento sopla donde quiere y, aunque oyes su sonido, no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así son todos los que nacen del Espíritu."


tags