"Si he perdido la vida, el tiempo, todo lo que tiré, como un anillo, al agua, si he perdido la voz en la maleza, me queda la palabra" (blas de otero)

Poetas y poetisas, testigos del misterio inefable de la muerte y resurrección de Cristo.

Poesía para Semana Santa

Comentarios al evangelio, palabra diaria, imágenes, power point, actualidad, biblioteca y artículos. Secciones dedicadas a la Iglesia, María, la familia, vida religiosa, matrimonio y los jóvenes.

Ciudad Redonda

“La Cuaresma, un itinerario de renovación espiritual marcado por el significado simbólico que la Escritura da al número cuarenta, a saber: una paciente perseverancia, una larga prueba, un tiempo suficiente para ver la obra de Dios, un tiempo también para asumir nuestra propia responsabilidad”.

Peregrinos en Cuaresma

   

Evangelio en audio del Jueves de la 8ª Semana del Tiempo Ordinario (26 - mayo - 2016)

Mc 10,46-52 : Maestro, quiero recobrar la vista.

Llegaron a Jericó. Y cuando ya salía Jesús de la ciudad seguido de sus discípulos y de mucha gente, un mendigo ciego llamado Bartimeo, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino. Al oír que era Jesús de Nazaret, el ciego comenzó a gritar: “¡Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí!” Muchos le reprendían para que se callara, pero él gritaba más aún: “¡Hijo de David, ten compasión de mí!” Jesús se detuvo y dijo: “Llamadle.” Llamaron al ciego y le dijeron: “Ánimo, levántate. Te está llamando.” El ciego arrojó su capa, y dando un salto se acercó a Jesús, que le preguntó: “¿Qué quieres que haga por ti?” El ciego le contestó: “Maestro, quiero recobrar la vista.” Jesús le dijo: “Puedes irte. Por tu fe has sido sanado.” En aquel mismo instante el ciego recobró la vista, y siguió a Jesús.


tags